“Y sépalo usted, que el amor llego a mi vida,
y no tocando la puerta, o entrando por la ventana
como dicen que llega…

Ha llegado derrumbando la casa,
tumbando las paredes,
arrancando el piso,
sacudiendo el alma…”

 

Deja un comentario