– ¿Me podrías indicar, por favor, hacia dónde tengo que ir desde aquí?

– Eso depende de a dónde quieras llegar, -contestó el Gato-.

– A mí no me importa demasiado a dónde…, -empezó a explicar Alicia-.

– En ese caso, da igual a dónde vayas -interrumpió el Gato-

– …siempre que llegue a alguna parte -terminó Alicia a modo de explicación-.

– ¡Oh! Siempre llegarás a alguna parte -dijo el Gato- si caminas lo bastante.

 

Lewis Carroll
Alicia en el País de las Maravillas

Deja un comentario