No malgastes atardeceres
con quien se habrá ido al amanecer